En el lugar y momento adecuado, el valor de la papelería de un hotel

En un establecimiento hotelero, cada vez más lo digital y audiovisual va cobrando protagonismo. De esta manera, muchas veces, los tradicionales folletos y flyers han sido sustituidos por e-mailings, banners o vídeos.

No obstante, en el campo de la hostelería hay aplicaciones recurrentes. Aparte de los imprescindibles básicos, un hotel da la bienvenida a sus clientes con multitud de detalles impresos en habitaciones y lugares comunes, para contar mucha información acerca de los servicios que ofrece el hotel.

Es responsabilidad del diseño de estas piezas comunicar de forma efectiva su contenido y tener un look & feel afín a los valores de la marca tanto en su arte como en su redacción. A la hora de planificar una papelería de hotel hay que hacer un índice de las múltiples piezas que la van a conformar, partiendo de las comunes y terminando por las específicas que cada hotel puede aportar. Aquí se puede descargar una pequeña guía con las aplicaciones más habituales en forma de índice para poder consultar.

Cuando un cliente elige un hotel se enfrenta a una saturación de información digital inconmensurable: adwords, portales de reserva, comunidades de viajes, opiniones, fotos del hotel, fotos de sus huéspedes, páginas espejo… A la llegada al hotel vuelve a tener más información para promover los servicios internos disponibles. Ciertos hoteles “tradicionales” vuelven a la carga con multitud de folletos, ofertas y mensajes más o menos amables o incluso estresantes.  Cuando el cliente llega, no se trata de contar nada y sí de contárselo en el momento oportuno y con el tono de sutileza apropiado para levantar su interés. Es misión entonces de la papelería, tanto digital en la televisión de las habitaciones y ascensor, como tradicional en forma de folletos o carteles. El reto es aparecer en el sitio y momento adecuado como si de un camarero sigiloso y atento se tratase.

De esta manera nos podemos encontrar piezas dedicadas a servicios como restaurantes, spa, actividades deportivas, infantiles, de entretenimiento, etc. Gracias a la papelería tradicional, además, podemos aportar un valor sensorial a la pieza realizada, apelando a sentidos como el olfato o el tacto para reforzar lo que estamos anunciando.

En este ejemplo se ha buscado una interacción divertida con el cliente en la línea del estilo del hotel, que nos ofrece experiencias urbanas y distendidas. La carta del minibar, con un contenido extravagante, se creó en forma de juego de niños para que los clientes de la habitación dejaran al azar la elección de sus consumiciones. Es una forma diferente de dar información y promover el consumo.

Carta de Minibar Only You

Carta de Minibar Only You

Imaginad un restaurante con los platos principales de pescado anunciados dentro de la piscina del hotel y una pequeña mesa con unas gafas de buceo invitándoos a ver el menú.

Menú de hotel acuático

Menú de hotel acuático

Otro ejemplo de acción publicitaria diferente en el ámbito de los hoteles es este. Con motivo de la renovación de los salones del hotel, se ideó una campaña con el claim “Te hemos reservado el mejor sitio”. Se diseñó una silla que se montaba siguiendo unas simples indicaciones. La iniciativa tuvo mucho éxito por su originalidad.

Invitación para la presentación de las nuevas salas de reuniones

Invitación para la presentación de las nuevas salas de reuniones

Contacto

Ponte en contacto con nosotros!